Trastorno en la articulación de los fonemas por ausencia, alteración o sustitución de algunos sonidos (incapacidad para pronunciar ciertos fonemas). Puede afectar a cualquier consonante o vocal, a uno o a más de un fonema.

Errores provocados por la dislalia:

– Sustitución: un sonido es sustituido por otro dentro de la palabra. Ante la imposibilidad de articularlo correctamente, la persona lo sustituye por otro sonido.

– Distorsión: emisión de sonidos de forma distorsionada debido a una incorrecta posición de los órganos articulatorios; o bien, por una forma improcedente de salida del aire fonador o por falta de control en los movimientos articulatorios.

– Omisión: ante la dificultad articuBlatoria la persona opta por omitir el fonema que no sabe realizar. También puede suceder que omita sílabas completas o sinfones.

– Inserción o Adición: articular o intercalar junto a un sonido que resulta difícil pronunciar, otro que no corresponde.